Ciudad Juárez ha sido una localidad de grandes transformaciones y desde hace más de cuarenta años es una zona que ha vivido el fenómeno de la industria maquiladora, generando una polarización muy marcada en cuanto al bienestar social, es decir es una ciudad con un gran grupo en condiciones de pobreza, y una minoría en condiciones favorables.

El modelo económico de la ciudad depende directamente de la inversión extranjera proveniente principalmente de Estados Unidos, la cual se caracteriza por ser un empleo de altas jornadas y bajos salarios, en algunos casos miserable y no apto para la manutención de una familia. Por tanto, ante las continuas y crecientes carencias de infraestructura urbana y social, es necesario crear estrategias que permitan diversificar la economía, aumentar la productividad y generar empleo.

Por otra parte también existe un bajo nivel de educación terminal, en donde Juárez tiene una baja población educada que se encuentra sobre calificada para la opción maquiladora, y otra muy poca parte con estudios técnicos. Actualmente el desempleo afecta particularmente a los jóvenes, por lo que todos estos escenarios son importantes para impulsar estrategias que fomenten de manera inclusiva y participativa un desarrollo productivo y diversificado que genere más fuentes de trabajo.

El reto de la ciudad es encontrar alternativas de desarrollo económico, que diversifiquen los ingresos de las familias y puedan generar bienestar. Es necesario desarrollar conjuntos urbanos 4 , que impulsen la diversificación económica y el emprendimiento. Alterar el ciclo de maquila- bajo salarios- expansión, para recuperar la infraestructura existente y la utilización del espacio urbano disponible hacia un nuevo rumbo económico.